FANDOM


Pataschuecas el Mensajero es un vikingo maltrecho que todos conocen por haber entrenado un enjambre de dragones comunes o de jardín. Tiene el título de "mensajero" porque utiliza a sus dragones para enviar mensajes por correo aéreo.

Apariencia Editar

Pataschuecas es un chico escuálido, de estatura media, pelo castaño despeinado y ojos verdes bien brillantes. El casco que lleva tiene los cuernos torcidos. Usa una camisa de mangas cortas y un chaleco de piel negro por encima. Tiene un cinturón de cuero lleno de cintas cosidas a modo de agarraderas, a pesar de que en ellas no pone ninguna herramienta de ningún tipo; las tiene porque de ellas lo agarran sus dragones para llevárselo en vuelo. Usa unos pantalones simples color marrón y unas botas peludas color negro.

Personalidad Editar

Pataschuecas es una persona muy solitaria, más que nada porque casi todos en el pueblo solían burlarse de él por ser un enclenque al que se le daba mal realizar casi cualquier actividad típica de un vikingo, aunque es cierto que incluso si fuera fuerte y heroico como el resto seguiría prefiriendo estar lejos del resto, ya que cree que pasar tiempo con otros solo retrasan sus estudios sobre los dragones.

Solo existe una cosa que le gusta hacer a parte estudiar a los dragones: gastar bromas pesadas a la gente. Es muy inteligente, observador, paciente y rebuscado a veces en sus ideas, todas las cualidades del bromista perfecto. Le encanta ver la cara que hace la gente ante una sorpresa totalmente inesperada. Es por esto que mucha gente lo considera el elegido de Loki y le consultan para planear venganzas.

No le gusta la idea de ayudar a otros, a menos que se hable de dinero de pormedio. Tal es el caso del jefe de Berk que le paga para enviar mensajes a otras tribus.

Historia Editar

Pataschuecas es el menor de tres hermanos. Es considerado la oveja negra de la familia por no ser un buen guerrero y preferir en cambio los estudios. Es de hecho uno de los pocos vikingos en todo el archipiélago que sabe leer y escribir. Sabiendo que en su tribu la cualidad más preciada era la de aprender a domesticar a un dragón, centró todos sus estudios en estos reptiles alados.

A la edad de diez años, cuando llegó el momento pasar por el rito de iniciación, bajó a propósito del acantilado del Dragón Salvaje con un dragón común o de jardín en su canasta. Todo el mundo se rió de él sin imaginarse siquiera lo que Pataschuecas tenía planeado.

Ya que se había esforzado tanto en comprender el comportamiento de los dragones, no le había costado entrenar a este pequeño dragón al que había llamado simplemente "Uno". Al tiempo realizó una expedición al bosque, de la cual volvió con otro dragón común o de jardín al cual nombró "Dos". Tras entrenarlo consiguió a otro y lo llamó "Tres". Y así fue entrenando dragoncitos hasta llegar a al "Veinte". Veinte dragones que cumplían todas sus órdenes y que, al dejarlos solos, jugaban y se perseguían entre ellos formando un enjambre caótico en el que a duras penas se distinguía a uno solo de ellos. Es por esto que Pataschuecas y toda su familia comenzaron a referirse a todos ellos en conjunto como "La Maraña".

El día del exámen todo el mundo se quedó con la boca abierta, no solo por la inmensa cantidad de dragones que Pataschuecas tenía, sino que también cumplían todas sus órdenes a rajatabla, dejando los demás dragones en ridículo; en la prube de pesca, mientras los dragones más grandes habían pescado en su mayoría unos diez pescados, la Maraña había sacado a un tiburón del agua. Y en la prueba de vuelo habían realizado una coreografía de vuelo sincronizado a la perfección. Hubo un chico que se había enojado tanto por tal humillación que le ordenó a su groncle que atacara a Pataschuecas. Pero como era de esperarse, la Maraña había derrotado al gordo dragón como los aviones que derribaron a King-Kong. Desde entonces todos comenzaron a tenerle más respeto.

Actualmente trabaja para el jefe de Berk enviando avisos de invasión a sus enemigos. Como leer y escribir no son habilidades importantes en la vida del vikingo, enviar o no el mensaje es lo mismo que nada, ya que casi nadie puede leerlos. Al jefe de Berk solo le gusta enviarlos para luego responderle a sus enemigos que había avisado que iban a invadirlos.

Notas de la autora Editar

Pataschuecas es un personaje que había pensado tener de fondo en Dragones del Futuro (obviamente cambiando los comunes o de jardín por terribles terrores), pero que rápidamente lo descarté. Lo imagino más como un personaje del universo de los libros, siento que sus cualidades bizarras se equiparan a las de Patapez, Camicazi o Estoico el Inmenso. A veces también lo imagino en un universo alterno de mi serie en el los humanos y los dragones viven en paz y armonía, debido a que estos últimos nunca desaparecieron.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.